En plena tempestad surge, como un ciclón, la imagen de un pueblo descubriendo al mundo la esencia de su pasado más reciente.

El árbol de la vida se abre paso entre el duro granito y las tercas encinas para nutrirnos de recuerdos y orgullo.

Añora y su gente en la memoria y en el recuerdo, hoy y siempre, para quienes acarician con nostalgia cada página de un álbum que sigue su camino.

Bartolomé Madrid Olmo

Alcalde de Añora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies